divendres, 22 de maig de 2009

Compromís de tothom?

Segueixo escrivint arrel dels comentaris deixats en un article meu sobre abstencionisme. M’allunyo d’Europa, però tranquils que hi tornaré en altres escrits. Alguns comentaris han dit que no busqui responsables fora de qui governa, ni en l’oposició ni en la societat. D’acord en part, però un govern (és igual si és municipal, autonòmic, nacional, estatal o europeu) no pot plantejar-se les coses com si visqués en una caixa de vidre sense que l’afecti allò que està al seu voltant. La crisi econòmica representa una pèrdua d’ingressos i alhora representa haver de canviar les prioritats. El Districte d’Horta-Guinardó no és el causant de la crisi econòmica ni pot generar els mecanismes per redreçar la situació. Pot fer coses per resoldre problemes derivats de la crisi, però plantejar que elements que estan molt per damunt de la nostra capacitat no ens afecten seria absurd.
En segon lloc jo no acostumo a parlar de l’oposició tal com deia ahir i per tant no em sento directament afectat, però el que no accepto és que no es pugui parlar de l’oposició. En alguns casos el paper de l’oposició ha estat decisiu per crispar debats i en altres casos ha ajudat a trobar solucions. Qui està en política és responsable del que fa, governi o no. Evidentment qui governa té una responsabilitat directa sobre allò que decideix, sols faltaria, però un dia podríem començar a repassar també que ha dit l’oposició a diferents temes i això també pot ser motiu de debat. I més quan a Barcelona hi ha una situació en aquests moments un govern que no té la majoria i per tant cal trobar el consens amb altres formacions polítiques. A Barcelona que un pla tiri endavant o no és tan sols responsabilitat del govern. Per sort a Horta-Guinardó la majoria de govern i l’actitud d’ERC han permès tirar endavant els grans projectes.
En tercer lloc no es pot plantejar que la ciutadania no és també responsable d’allò que passa a la política. Com es pot acceptar que qui decideix una gran part de les coses que ens afecten (els polítics en general) no tingui la nostra confiança i ens sigui igual? Si realment creiem que la majoria de polítics són corruptes, ineptes, interessats i viuen al marge de la societat; com és que ho permetem? Un cop feia aquest símil, si un dia agafo un avió i crec que el comandant no té la capacitat de fer el viatge potser prendré alguna decisió. I en política no tinc clar que fora dels moviments antisistema i anarquistes hi hagi gent que estigui proposant altres alternatives. Estic convençut que si les Associacions de Veïns o la resta d’entitats tinguessin darrera seu centenars de persones la tasca municipal seria millor i per tant en aquest sentit plantejo que la responsabilitat és de totes i tots. Hi ha gent que planteja que espera de nosaltres que gestionem millor, és lícit, però jo aspiro a debatre sobre si estic governant en un bon sentit, segons els principis polítics que jo defenso.
I finalment en relació al que planteja el Jordi sobre que els polítics no haurien de fer campanya no hi estic gens d’acord. Primera perquè no són gestors, són polítics i defensar uns valors a Europa permetrà tenir una política social, laboral, medioambiental ... que ens afectarà a cada municipi. I en segon lloc perquè els polítics no tenen horari i tu Jordi ho saps. No pleguen a les 3 de la tarda i els caps de setmana també tenen activitat. Què vol dir, que un càrrec públic escollit en unes llistes polítiques no pot participar en política? Això no vol dir que deixi les seves obligacions, però no crec en polítics que sols gestionin i no facin activisme.

5 comentaris:

jordi sp ha dit...

estic donant voltes a la resposta, demà amb més calma la publico

Anònim ha dit...

Actualmente ya parece que esteis en una caja de cristal, imponiendo politicas que no responden a una mayoria (gobernais para todos) y que, en muchos casos, tienen la oposicion clara de los ciudadanos.
Por supuesto las oposiciones tambien son responsables de la gestion, tambien cobran por ello. Pero, como reconoces, en menor grado. Logicamente tambien estoi de acuerdo en que el distrito no es culpable de la crisis ni puede aportar suficientes medidas para superarla y en que no todos los politicos son corruptos (creo que queda uno legal en Albacete, es broma). Pero si es cierto que esta situacion conomica y politica, ha sido apoyada y mantenida por aquellos que habeis apoyado y pactado con gobiernos ineptos, corruptos, sin criterio, equivocados, o como se quiera denominar. Que, gracias ha ello, han aprovado actuaciones no positivas o no gestionado correctamente en otros casos.
Comentas que, si el ciudadano no esta de acuerdo en las politicas, ¿porque no hace nada?.Yo veo continuamente quejas, recursos, pancartas, manifestaciones...¿que deben hacer para mostrar su descontento?, ¿sacar la pistola?.
Comprendo que desees gestionar en base a tus principios y me parece muy coherente y justo. Pero acabais sacrificandolos, en ciertos casos, por pactos y acuerdos que no se corresponden y que nos llevan a aplicar o mantener politicas no beneficiosas ni optimas, que entran en conflicto con vuestro discurso. No todo vale. Hay que defender lo que relamente se cree, conlleve o no estar en el gobierno. Como si hace, por ejemplo ERC. Aun no estando de acuerdo con sus teorias, les reconozco coherencia.
En cuanto a la compaña electoral, tampoco estoi a favor. Los ciudadanos no somos borregos y no necesitamos publicidad, como si se tratara de un perfume. Y mas cuando esta campaña es casi continua y tiene un coste completamente deshorbitado. Si pudieramos, realmente, calcularlo seguro que nos quedariamos asombrados de tal barbaridad.

(Jordi, espero no haberte provocado jaqueca)

Marc ha dit...

"Comentas que, si el ciudadano no esta de acuerdo en las politicas, ¿porque no hace nada?.Yo veo continuamente quejas, recursos, pancartas, manifestaciones...¿que deben hacer para mostrar su descontento?, ¿sacar la pistola?."

Pues bien, quejarse es un paso. Pero el siguiente paso no es sacar pistolas. El siguiente paso es proponer un modelo, proponer nuevos paradigmas, proponer soluciones. Por poner un símil; si digo que no me gustan las camisas a cuadros y me quejo cuando me regalan una, pero no digo cómo me gustan las camisas, corro el riesgo de que me regalen una camisa hawaiana que aún me guste menos.
Por eso cuando pido implicación del ciudadano, lo que pido es que aporte y sume. Por eso, cuando algo no me gusta, dedicaré 1 minuto a decir que no me gusta y todo el tiempo necessário a proponer una alternativa que me convenza más. Como ha sucedido con la línia del 24, que se estan poniendo nuevas proposiciones sobre la mesa, a pesar de los errores cometidos hasta la fecha.

Anònim ha dit...

Para proponer soluciones se paga a los politicos y se confia en que hagan lo correcto. El ciudadano no tiene todo el tiempo del mundo,como dices. Hay gente que trabaja (alguno queda)y tiene su vida personal. Aparte de que en la mayoria no tenemos formacion, informacion ni coocimientos necesarios. Es que no todos queremos ni tenemos que ser politicos. El simil de las camisetas será contestado en las elecciones.
Lo del 24. Reconozco, que a veces, si sabeis eschuchar y rectificar si es necesario. Teniendo en cuenta el criterio y demandas de los ciudadnos. A ver si esto se convierte en una tonica habitual y así PARTCIPAR todos realmente de las decisiones que nos interesan.

Marc ha dit...

El político necessita que la gente le diga lo que quiere. Trabaja para la gente, y es obligación de ésta decir lo que piensa. ¿Sinó para qué queremos democrácia?
Yo mismo tengo mi trabajo, mis obligaciones, mi vida personal, una madre discapacitada que me necessita para hacer cualquier cosa... y yo no soy superman. Pero si uno quiere siempre hay un hueco para participar. Los medios son muchos.
Siguiendo con el tema del 24, el entrar en un acto o un pleno, o lo que se tercie, a rebentarlo, no aporta nada. Sólo cerrar puertas, porque nadie quiere escuchar a alguien que le está insultando. La actitud que se ha tenido después es la que permite participar y recoger las demandas argumentadas de los ciudadanos. Me alegra ver que se ha podido reconducir la situación.

Citando a Kennedy, "no preguntes qué puede hacer tu país por tí, pero qué puedes hacer tu por tu país"